Pedro extendió su mano para invitarnos a volar

Pedro E. Duré”. Así se presentó ante nosotras en un viaje que hicimos a la ciudad de Concepción del Uruguay (quien sabe cuantos recuerdos anida entre la E y el punto de su segundo nombre.)

Pedro es oriundo de Nogoyá, y lo encontramos atrás de unos poemas que se sostenían de un piolín que cruzaba de lado a lado el puesto nº 45 del Mercado 3 de Febrero, un micromundo que se desprende de la peatonal comercial de Concepción.

Pedro Duré | Mercado 3 de Febrero Pedro Duré | Mercado 3 de Febrero Pedro Duré | Mercado 3 de Febrero

Pedro nos regaló palabras con formas de mariposas, nos invitó a ponernos cómodas en un pupitre cargado de verbos y adjetivos y extendiendo ambas manos nos invitó a volar.

Nos explicó que nuestras alas podían agitarse con el viento de sus sueños, y que su motivo para escribir era exactamente ese: un pase al vuelo.

Pedro Duré | Mercado 3 de Febrero

Automáticamente me acordé de los gansos, dicen que su forma en “v” y su insistencia por mantenerse juntos parte del objetivo de dosificar un poco los esfuerzos, y apoyarse mutuamente en un vuelo colectivo.

El espíritu de Pedro tenía un poco de eso, no saben con cuanto detalle describía las alas de los personajes que habitaban la ciudad, los sentí volando cerca, a cada uno, era como si nos presentara uno a uno a cada tripulante de ésta gran bandada.

Hasta que me asomé a leer un afiche al que Pedro decidió darle la espalda, y comprobé que no tenía “un poco” de ese espíritu: estaba lleno de ello.

Pedro Duré | Mercado 3 de Febrero

 “El arte te libera (…) el juego destruye”

El mercado 3 de febrero, donde se encuentra el nido del poeta Pedro Duré entre decenas de artistas de impronta local, se ve actualmente amenazado por la propuesta de una sala de juegos (casino).

Al preguntar detalles, el tono de Pedro se matizó de azules oscuros y fríos, y nos dijo…

 

Mercado 3 de febrero

El mandamás vino un día

enojado y muy molesto

porque estudió en el colegio

y en la puerta tiene “chapa”

creyó que traje y corbata

podían hacer el resto.

 

El mercado compañero

es patrimonio del pueblo

no se puede arriar a “dedo”

como acostumbran a llevar

las ovejas a votar

porque ahí estamos y es nuestro

cambiamos pero seguimos

manteniéndote con vida

no seras nunca alcancía

de un caprichoso modelo

que quiere verte en el suelo

porque te tiene en la mira.

 

Mercado 3 de febrero

de artesanos y de creadores

puesto de trabajadores

que no te van a perder

aunque nos llenen por él

de amenazas y apretones.

 

Al retirarnos Pedro nos abrazó como pudo, era poco el espacio que quedaba con nuestras alas tan expandidas. Después de un minuto, pidió fotografiarnos, -Justo ahí -dijo- ahí al lado de los poemas, quiero tener un recuerdo de ustedes dos- nos ubicamos en el margen derecho… no nos dijo nada mas al respecto, pero ese lugar está TAN lleno, que eramos muchos para retratar.

Pedro Duré | Mercado 3 de FebreroPedro Duré | Mercado 3 de Febrero

Author: Titi Nicola